Buscar
Diseño & Ilustración

Cuándo utilizar infografías

By

Una infografía es una composición visual que permite explicar conceptos complejos o aburridos a través de imágenes. Es una herramienta de comunicación muy potente, que al  basarse en la imagen para facilitar la comprensión de cualquier tipo de información, se convierte en un recurso muy...

Cuándo utilizar infografías

Una infografía es una composición visual que permite explicar conceptos complejos o aburridos a través de imágenes. Es una herramienta de comunicación muy potente, que al  basarse en la imagen para facilitar la comprensión de cualquier tipo de información, se convierte en un recurso muy interesantes a la hora de elaborar contenido para tus redes sociales, sobre todo cuando tienes que contar algo que en forma de texto, se haría muy arduo. 

¿Cuándo utilizar infografías? Las infografías son composiciones que llaman la atención y una buena oportunidad para dejar volar nuestra creatividad. Cada vez son más usadas y realmente, pueden verse algunas que son auténticas maravillas.

Pero, ¿por qué son tan populares? Aquí van 5 buenas razones para usar infografías:

  1. Con una buena combinación de imágenes y texto, son capaces de transmitir fácilmente hasta los temas más complejos que de ser escritos, serían aburridos y difícilmente atractivos para nuestros seguidores. Es decir, una imagen vale más que mil palabras.
  2. Llaman la atención sobre los artículos o las actualizaciones tradicionales. Por su color, por sus iconos, por la inmediatez del mensaje… atraen las miradas y es probable que más gente se pare a leer el contenido. En un texto, para generar mayor impacto has de jugar con el título pero aquí, dispones de más elementos para captar la atención.
  3. Son muy fáciles de compartir y a la gente le gusta hacerlo. Se ha comprobado que son muchísimo más virales que cualquier otro tipo de contenido. Y esto, puede que se traduzca en mayor tráfico para tu web debido a usuarios que van allí en busca de información o incluso beneficiar tu SEO a través de links externos.
  4. Leer una infografía es algo que se hace rápidamente, lo que ahorra tiempo. En un mundo en el que estamos acostumbrados a la inmediatez y el que normalmente no tenemos tiempo para dedicarnos a las grandes lecturas (por desgracia), los textos largos son pocas veces leídos hasta el final.
  5. Refuerzan tu imagen de marca, ya que eres completamente libre a la hora de usar tipografías, iconos, paletas de colores, logotipos o cualquier otro elemento que ayude a reforzar tu branding.

Y dicho esto, ¿habéis usado alguna vez infografías de cosecha propia? ¿Cómo os han ido?

Mira nuestros cursos de Photoshop e Illustrator por si te interesa hacer tus propias infografías totalmente personalizadas. No te pierdas el siguiente post de cómo hacer una infografía paso a paso.

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.Aceptar