Buscar
Estilo de vida

La “famosa” crema de calabaza

Aunque decir esto quizá no sea muy popular estos días, nunca he sido demasiado amiga de las verduras. Quizá así entendáis por qué una simple crema de calabaza se me metió en la cabeza. Quizá hayáis leído la historia de cómo conocí a César, nuestro profesor de Cocina que Alimenta,...

La “famosa” crema de calabaza

Aunque decir esto quizá no sea muy popular estos días, nunca he sido demasiado amiga de las verduras. Quizá así entendáis por qué una simple crema de calabaza se me metió en la cabeza.

Quizá hayáis leído la historia de cómo conocí a César, nuestro profesor de Cocina que Alimenta, en la newsletter de hoy de Hello! Creatividad, pero por si acaso la resumo: fui a uno de los restaurantes de su grupo a comer y, de aperitivo, me pusieron una crema de calabaza que me pareció riquísima.

Pensé que tenía que hacerla en casa y así comer más verdura, pero por más que probaba recetas de crema de calabaza que encontraba en Google ninguna se parecía ni remotamente a la que había probado en el restaurante. 

Así que, como me encanta cocinar y soy MUY cabezona (puede que más lo segundo, pude probar más de 15 recetas sin éxito antes de lo que os voy a contar a continuación), escribí al restaurante para pedir la receta y César, sin conocerme de nada, me invitó a colarme en sus cocinas y a aprender a cocinar la crema con él y su equipo.

Aprender y compartir, puro espíritu Hello! Creatividad.

Por eso, además de aprovechar este post para pediros por favor que nos sigáis ayudando a ayudar a otros, comprando y regalando el curso Cocina que Alimenta, con el que llevamos 2.528 raciones de comida recaudadas gracias a vuestra generosidad, pues ya sabéis que el 100% de los beneficios de su curso está destinado al Banco de Alimentos, queremos compartir con todos vosotros la receta que nos unió: su versión de la crema de calabaza, que es muy sencilla pero está muy rica.

LA RECETA DE CREMA DE CALABAZA

Ingredientes

  • 1/2 kg calabaza
  • 100 gr cebolla blanca 
  • 350 gr nata de repostería (35% materia grasa)
  • 50 gr grana padano
  • 1 litro de caldo de carne casero 
  • Aceite, sal y laurel 

Modo de hacer

1. En primer lugar, sofreír la cebolla blanca hasta que esté dorada. 

2. A continuación, añadir la calabaza y freír hasta que veamos que cambia el color.

3. Cocer la calabaza con el caldo de carne y una hoja de laurel (un rato, luego se saca la hoja de laurel) hasta que veas que se desprende con un cuchillo.

5. Batir con al menos 50 gr de Grana Padano y 350 gr de nata.

Un pequeño detalle: yo, cuando la hago para los niños, a veces uso Emmental y solo un poquito de Grana Padano para que esté más suave, por si queréis probar opciones.

Espero que os haya gustado la receta y si queréis compartir más cremas de verduras por aquí, que siempre me vienen bien, estaré atenta a vuestros comentarios. 

Muchas gracias, de nuevo, a todos los que habéis comprado o regalado el curso Cocina que Alimenta, y a los que lo estáis compartiendo con vuestros amigos y contactos para que llegue a más gente. Gracias por ayudarnos a ayudar. 

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.Aceptar