Buscar
Creatividad & Emociones

Descubrirse a uno mismo a través de la escritura

Descubrirse a uno mismo no es tarea fácil. El camino del autoconocimiento puede ser engañoso, largo y extenuante, pero volver a conectarse con esa parte de nosotros que hemos dejado arrinconada en lo más profundo de nuestro ser es fundamental para encontrar la armonía y el equilibrio en...

Descubrirse a uno mismo a través de la escritura

Descubrirse a uno mismo no es tarea fácil. El camino del autoconocimiento puede ser engañoso, largo y extenuante, pero volver a conectarse con esa parte de nosotros que hemos dejado arrinconada en lo más profundo de nuestro ser es fundamental para encontrar la armonía y el equilibrio en nuestras vidas.

En el post de hoy vamos hablarte de una de las herramientas más eficaces (y económicas) para volver a enamorarte de esas partes de ti que quizá hayas descuidado: la escritura.

conservar-nuestros-recuerdos

Empezar a dialogar con nuestro subconsciente nos descubrirá una nueva energía, esa que tanto necesitamos para definir nuevos objetivos, cambiar de ruta  y dejar fluir nuestra creatividad. En otras palabras…

El camino del autoconocimiento es largo, pero la recompensa merece la pena.

Sabemos bien que el ritmo frenético de la rutina y de la cotidiano nos puede dejar sin aliento, y que es difícil encontrar fuerzas para emprender ese viaje interior que deseamos hacer. Pero aquí viene la buena noticia: empezar es mucho más simple de lo que parece. Sólo necesitas un boli y una hoja en blanco.

Aquí, en Hello! Creatividad, no nos olvidamos de las vías analógicas de siempre para impulsar nuestra creatividad. Y, de hecho, para emprender este viaje, Nuria nos recomienda escribir a mano, un buen hábito diario que te invitamos a recuperar porque la movilidad manual de la caligrafía activa en nuestra parte derecha del cerebro ciertas conexiones fundamentales para el proceso de autodescubrimiento.

Si repetimos con frecuencia este ejercicio podremos ir trazando poco a poco el recorrido que nos lleve a conocernos mejor. Palabra tras palabra. Sin miedo a tachar, garabatear o cometer errores.

La escritura como camino del autoconocimiento es, quizá, la forma de expresión creativa más inmediata que podamos utilizar. Los recursos necesarios son mínimos y la libertad es total. Sentarnos frente a la página en blanco, dedicarnos unos minutos a nosotros mismos y a entender lo que pasa en nuestro interior es una forma de tomar acción, de mantener una visión más clara sobre nuestro recorrido.

habito-de-escribir

Por aquí te dejamos tres buenas razones para volver a coger el boli e ir calentando la muñeca:

A. Recuperar y aprender de pasado

Nuestro pasado y nuestras experiencias son un gran tesoro que debemos guardar cuidadosamente y del que podemos aprender mucho. La escritura es el medio favorito para proteger nuestros recuerdos del paso del tiempo y dar forma a las emociones que hemos vivido.

Del maravilloso caos que es nuestra vida podemos sacar respuestas muy valiosas. Sólo debemos aprender a hacernos las preguntas correctas y abrir una puerta hacia el diálogo con nosotros mismos; esa puerta será nuestro cuaderno o folio blanco.

B. Organizar el presente y el futuro

Conocernos también significa tener claro a dónde queremos ir y cuáles son nuestros objetivos. Y, en este sentido, la escritura se presenta una vez más como nuestra mejor aliada.

Si por un lado es capaz de curar heridas del pasado y de confortarnos al mirar hacía atrás, por el otro nos ayuda a vivir de verdad en el momento presente y a prestar una mayor atención a nuestras acciones e intenciones a futuro. Si hacemos limpieza en nuestra mente podremos tener una visión más clara del camino a tomar y seremos más propensos a recibir inspiración de nuestro alrededor.

C. No tengas miedo a contar tu historia

Cada uno de nosotros tiene una historia que contar. No tenemos que escribir un bestseller, ni siquiera es necesario compartir lo que escribimos con alguien. Dar forma a nuestra narración personal es útil, ante todo, para nosotros, por eso hay que dejar fluir sobre el papel nuestros pensamientos, sin censuras. La relectura nos ayudará a definir el orden dentro del caos y a encontrar las respuestas que buscábamos. Daremos de este modo un mayor sentido a nuestras experiencias, a las cosas que nos pasan.

La página en blanco nos ofrece total libertad para crear. Podemos hacer uso de la memoria, de un hecho real, hacer un diario de nuestro día a día… ¡Pero también podemos jugar con la imaginación! Añadir matices que descubrimos sólo a través de nuestra propia fantasía.

Escribir nuestra historia también significa tener la libertad de reinventarla.

No hay una forma correcta o una verdad absoluta a la hora de escribir para conocernos mejor. Hay que pasarle el testigo a nuestro yo interior para aprender a escuchar, sin juzgarnos. Con una relectura atenta, podremos luego sacar nuestras conclusiones, ¡seguro que serán sorprendentes!

Así que ya sabes, tómate un ratito, hazte un buen té, y coge papel y boli para tener esa charla contigo mismo que tanto necesitas. No encontrarás una persona más sincera.

Y si descubres que jugar con las letras es lo tuyo y quieres aprender más, te recordamos que en Hello! Creatividad también puedes encontrar el nuevo curso de escritura creativa de Emma Baizán, Chupito de letras, para comprender de forma muy amena las bases de la narrativa.

como-escribir-acerca-de-uno-mismo

 

 

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.Aceptar