CREATIVES HAVE THE POWER -20% en estos cursos Código:hcxzubi - Hasta el 19 de mayo a las 23:59h
Buscar
Empresas & Marketing

Fotografía de producto: tipos y usos

Conoce la importancia y los tipos de foto de producto que existen para dar con el que mejor se ajuste a tu negocio online.

Fotografía de producto: tipos y usos

La fotografía de producto es aquella que, como bien indica su nombre, nos permite mostrar nuestros productos. Pero dentro de la fotografía de producto hay de diferentes tipos, que se realizan para distintos usos y con diferentes objetivos. Y eso es precisamente lo que vamos a ver en este post, para que como marca, emprendedor o fotógrafo sepas identificar cada uno de ellos para su mejor encargo, ejecución y uso.

Nos atreveríamos a decir que la fotografía de producto es casi la parte más importante de cualquier negocio online, ya que es lo que hará que nuestros clientes se decidan a comprar. Hay que tener en cuenta que, en una tienda física, los consumidores pueden tener el producto entre las manos y observar los detalles, sentir las texturas, ver el tamaño… Por eso es tan importante que nuestras fotografías trasladen todas esas características de la manera más fiel a la realidad, con toda la calidad posible y de la forma más atractiva. Cuanta más y mejor información tengan, mayor seguridad dará al consumidor a la hora de la compra y más puede afianzar nuestra identidad de marca.

Además de para venta, la fotografía de producto se ha convertido en un gran recurso de comunicación para poder contar los distintos aspectos de nuestra marca mucho más allá del producto en sí. Es tan importante para hacer crecer un negocio de manera online, que en Hello!Creatividad tenemos un curso con Inés García dedicado exclusivamente a ello. En él se aprende a preparar una sesión de fotografía de producto desde cero, a hacer cinco tipos diferentes de fotografía de producto, a conocer el flujo de trabajo y todo lo que necesitas preparar antes de la sesión.

Pero veamos cuáles son los tipos de fotografía de producto y para qué pueden venirnos bien:

Fotografía sobre fondo blanco

En este tipo de foto el producto aparece en primer plano y es el único protagonista, aquí no hay lugar a la experimentación ni a la creatividad a la hora de iluminar. Lo importante es mostrar el producto de la manera más realista posible, de forma clara.

Se pueden sacar tomas desde distintos ángulos para dar a conocer el producto desde todas sus perspectivas.

Este tipo de fotografía es la que se utiliza fundamentalmente en las tiendas online, en las que el producto es el único protagonista y se pueden apreciar perfectamente todas sus características.

Se recomienda al menos tener una foto de cada producto sobre fondo blanco, ya que son fundamentales para cualquier catálogo online.

Fotografía a escala

La fotografía a escala nos va a ayudar a mostrar el tamaño real del producto y ponerlo en contexto. Para ello, el truco más utilizado es usar las manos para mostrar el producto, aunque también se pueden utilizar objetos muy comunes como referencia.

Un buen truco es imaginarte cómo enseñarías físicamente el producto a un cliente de manera presencial e intentar hacerlo de la misma manera a través de las imágenes.

Fotografía de detalle

La fotografía de detalle es aquella que nos ayuda a destacar las textura y detalles de nuestros productos. A través de ella es donde mostraremos la calidad de nuestros materiales o ingredientes (en el caso de la alimentación).

Es un tipo de foto muy importante en determinados sectores, ya que ayudará a resolver las dudas que puedan tener nuestros clientes potenciales y hará que ganemos en confianza.

Las fotos de detalle se suelen incluir en la ficha de producto para complementar la galería de imágenes.

Fotografía de bodegón (Still Life)

La fotografía de bodegón es aquella en la que se incluye el producto en un contexto, que puede estar ambientado en algo cotidiano, pero en los que se suele jugar mucho también con la creatividad para llamar más la atención de los usuarios. El objetivo de este tipo de fotografía es hacer que nuestro producto resalte entre otros elementos y parezca aún más atractivo.

¡No tengas miedo a experimentar!

Se suelen utilizar fondos de colores, combinar texturas, incluir flores, descontextualizar alimentos y cualquier elemento que pueda ayudarnos a comunicar las características del producto.

Fotografía Lifestyle

Es aquella en la que podemos representar la escena que queramos y utilizarla para mostrar nuestro producto. En ella, lo que se pretende transmitir es un estilo de vida o contexto que nos interese relacionar con nuestro producto; suelen ser fotografías aspiracionales.

El objetivo de estas fotografías es trasladar al cliente a un universo, enamorarle con un estilo de vida, a situaciones y momentos con los que queremos que vinculen nuestros productos y animar así a la compra.

Se utiliza mucho en moda o complementos, y cada vez se traslada más a otros sectores, porque es muy atractiva para publicidad y redes sociales.

Foto del proceso o detrás de la escena.

En este tipo de fotografías se trata de capturar parte del proceso de creación o fabricación de un producto. Podría hacerse una foto de detrás de la escena o mostrar el producto terminado con packaging o papel de regalo. De esta manera podemos, además, acercarnos más a nuestros clientes y transmitir otros valores de nuestra marca.

Ahora que ya conoces los diferentes tipos de foto producto que existen, es importante que sepas que estos no son excluyentes sino complementarios. De hecho, es interesante saber el uso y objetivos de cada uno para poder combinarlos, conseguir armar una potente imagen visual de marca y vender más.

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0