Suscríbete a nuestra newsletter aquí y consigue un 10% de descuento en tu primera compra
Buscar
Empresas & Marketing

Colaboraciones con marcas (I)

El pasado miércoles 24 de febrero María Gálvez (@goutdhestia) y Bea Gaspar charlaron en directo en Instagram sobre “Colaboraciones con marcas”, o cómo colaborar con marcas, desde un punto de vista muy personal y basado en su propia experiencia.  El directo fue largo pero muy...

Colaboraciones con marcas (I)

El pasado miércoles 24 de febrero María Gálvez (@goutdhestia) y Bea Gaspar charlaron en directo en Instagram sobre “Colaboraciones con marcas”, o cómo colaborar con marcas, desde un punto de vista muy personal y basado en su propia experiencia. 

El directo fue largo pero muy interesante, y queríamos poder hacer un resumen de algunos puntos que trataron durante la charla que pueden resultar útiles y servir de ayuda, sobre todo para todas aquellas personas que se plantean hacer colaboraciones con marcas en Instagram o en cualquier otra red social o soporte.

Una de las preguntas que más se repitió cuando dijimos que íbamos a hacer el directo fue: ¿cuándo y cómo se empieza a colaborar con marcas? ¿Cuántos seguidores tienes que tener? 

Por ello, en este primer post, hemos querido comenzar por el principio, por esa hoja de ruta a seguir cuando decidimos hacer colaboraciones. Es un tema que se puede tratar desde muchas perspectivas: como marca, para saber cómo acceder o trabajar con personas “influyentes” para que te ayuden a crecer y dar a conocer tu producto o servicio; como creador de contenido o perfil influyente con el que las marcas quieren colaborar, más conocidos como “influencers”; o como seguidor que quiere saber cómo funciona todo esto. Nosotros vamos a abordar el tema más como información para perfiles que quieran hacer colaboraciones con marcas en Instagram.

El tema de cuándo empezar es algo que llega normalmente solo, cuando llevas un tiempo publicando de manera constante, con personalidad, con un buen contenido, del tipo que sea, y consigues hacerte con una pequeña comunidad. Poco a poco, y sin darte cuenta, empiezas a crecer y un día alguien te ofrece enviarte algo; luego llega una pequeña colaboración, a la que, si lo haces bien, seguramente vayan siguiendo muchas otras. Es algo que suele llegar de la mano de un trabajo bien hecho, muchas veces sin pretenderlo, te sale así, pero el caso es que engancha. 

El número de seguidores hoy en día ya no es lo más relevante; es decir, siempre hay marcas que buscan grandes cuentas con muchos seguidores, pero cada vez más, buscan también un hueco en esos pequeños “influencers” que no tendrán millones de seguidores, pero los miles que tengan son fieles y de calidad. Es una forma de asegurarse de que a esa pequeña comunidad, le llega su mensaje o producto, y de una manera mucho más fiable, cercana y orgánica probablemente, porque esos seguidores confían fielmente en esa persona.

Personalmente, nos gusta mucho la idea de trabajar en pequeño; nosotras desde Hello! Creatividad hemos tenido experiencias buenísimas con perfiles con no demasiados seguidores, pero muy buenos. Así que ánimo a todos, que no hay que tener un número disparatado de seguidores para que se fijen en vosotros y quieran colaborar.

“Trata de dar siempre tu toque personal, aquel por el que han decidido acudir a ti.”

Lo importante y más difícil es:

  • conseguir un contenido que interese, 
  • una comunidad fiel
  • una buena marca personal, 

y tener o ganarse las 4C´s:

  • Credibilidad
  • Coherencia
  • Consistencia
  • Confianza

Si tenemos esto, las colaboraciones con marcas irán llegando, y estos son algunos puntos que creemos que pueden ser importantes a tener en cuenta:

1. ¿Para qué?

Lo primero de todo es tener claro hacia dónde quieres. Quizá no te hayas parado a pensarlo pero, tanto si quieres empezar a hacer colaboraciones con marcas, como si ya llevas tiempo haciéndolas, tener claros unos objetivos sobre lo que quieres conseguir te facilitará la tarea y te llevará a conseguir aquello que buscas. 

¿Cuáles son tus objetivos? Por ejemplo, tu cuenta puede ser un escaparate para que las marcas se den a conocer y se publiciten de manera orgánica, o tu cuenta puede ser un escaparate de tu propio trabajo para que las marcas se fijen en ti. En estos dos casos de ejemplo, cada cuenta tendrá un objetivo muy diferente a la hora de afrontar sus publicaciones y colaboraciones con marcas.

2. Sé fiel a ti mismo siempre

En el ámbito de las colaboraciones y, en general, en todo en la vida, es muy importante tener claros tus valores, aquellos que te representan y aquellos que buscas en los demás y, en este caso, tenerlos siempre presentes a la hora de aceptar una colaboración. Hay colaboraciones que son un “sí” rotundo en cuando te llegan, colaboraciones con marcas que te ilusionan, que lo ves claro desde el principio y que te hacen sentir bien. Otras veces, llegan algunas con las que no terminas de tenerlo claro, en estos casos es importante hacerte esta pregunta: ¿encaja conmigo? ¿Está en línea con mis valores? 

Puedes hacerte una guía, de uso personal, con tus principios y valores y acudir a ella siempre que tengas dudas, porque quizá económicamente te tienten algunas propuestas y no sepas qué hacer. Échale un vistazo para mantener los pies en la tierra y no titubear. Sentar estas bases y tenerlo todo claro es muy importante y nos lleva al siguiente punto.

3. Sé coherente

Elige bien a tus colaboradores para crearte una imagen de marca consistente, coherente y con credibilidad. A veces elegir un anunciante erróneo y que no encaja en tu perfil puede desembocar en que otros que si te interesaban ya no quieran hacerlo, o que tus lectores se sientan defraudados. Ya sabes que ganarse su confianza es fundamental y no debemos perderla.

“La gente confía en ti y en tu criterio, así que sé fiel a ti mismo para no perder su confianza.”

4. No corras

Más vale ir despacito pero seguro, que ir muy rápido y estar “quemado” en un corto espacio de tiempo. Si tienes una línea de trabajo buena y de calidad es cuestión de tiempo que comiencen a fijarse en ti. Piensa bien tus primeras colaboraciones porque quizá de ellas dependa todo lo que venga detrás. Tampoco abuses y digas que sí a todo lo que te llegue porque puedes llegar a saturar al lector.

5. Tu cuenta habla de ti, cuídala

Tu estética, las fotos, tu forma de escribir o contar las cosas, tu relación con los seguidores, la temática de tu cuenta, tu sensibilidad, tu humor…todo ello, además de, por supuesto, dar autenticidad a tu perfil y crear marca personal, va marcando el camino del tipo de empresa con el que quieres colaborar. Según lo hagas de una manera u otra, así serán las marcas que contactarán contigo. Ten en mente esas que te gustan y con las que te encantaría hacer cosas y trabaja en ese camino.

6. Siempre orgullosa

A la hora de aceptar colaboraciones tienes que tener una premisa muy clara en la cabeza, ¿me siento a gusto con lo que voy a hacer o me va a dar vergüenza y lo que quiero es que pase rápido? Siempre siempre siempre, trata de sentirte orgullosa de la colaboración que estás llevando a cabo o de la que formas parte, es la manera de transmitirselo a los demás y es la única manera de que pueda funcionar. 

Si una colaboración te da vergüenza contarla es que no era la adecuada.

“Haz el trabajo por el que quieras que se te reconozca.”

7. Da lo mejor de ti

Una vez hayas cerrado una colaboración, dedícale tiempo para hacer un muy buen trabajo para no perder tu credibilidad y reputación. Si aceptas colaborar, te estás comprometiendo con un trabajo y hay tratar de hacerlo lo mejor posible siempre. La marca confía en ti, en tu profesionalidad y criterio, al igual que tus lectores.

Esa será la clave para que una colaboración, te lleve a otra y seguir construyendo.

Esfuerzo, implicación y ganas de afrontar los trabajos con éxito son las claves para que las cosas funcionen bien.

Esfuerzo, implicación y ganas de afrontar los trabajos con éxito son las claves para que las cosas funcionen bien.

8. Aporta tu punta de vista

Trata de dar siempre tu toque personal, aquel por el que han decidido acudir a ti. 

Si algo de la propuesta no encaja contigo y crees que el enfoque no es el adecuado y quizá no funcione como esperan entre tus seguidores, no dudes decirlo. Tú mejor que nadie conoces lo que les gusta a aquellos que te siguen, lo que se te da bien, tu toque personal, así que no dudes en hablar con la marca o agencia y darles tu punto de vista y cómo crees que funcionaría mejor. Cada vez más las marcas y empresas dan libertad para que cada uno enfoque la publicación siguiendo su estilo, que es lo bonito y lo que tiene sentido. Si te han elegido es porque les gusta lo que haces y quiere que tenga tu sello.

9. No olvides a tus seguidores

Piensa que ellos, junto a tu trabajo, son los que te han llevado hasta aquí y siempre siempre hay que tenerlos en cuenta. Si consigues que una publicación de una colaboración con marca llegue y guste a tus seguidores, te estarás ganando también al anunciante porque habrás conseguido que ambas partes conecten. Y eso es lo mejor que puede pasar. Igualmente, mantener la cuenta activa y con contenido interesante para los seguidores es lo que hará que haya un equilibrio y se mantenga el interés, a pesar de la publicidad o las colaboraciones. 

Si lo haces bien, tu contenido es bueno y engancha, y a ellos les gusta lo que publicas, lo lógico es que no les importe que puedas ganarte un dinero. 

Para ello, lo que si que hay que ser, es transparente, y saber decir abiertamente cuando un contenido es pagado, de esta manera se mantendrá una relación sana y de confianza entre todos, pero de eso y de los tipos de colaboraciones con marcas, hablaremos en el siguiente post.

Si queréis ver el directo, podéis hacerlo siguiendo este enlace en nuestro canal de IGTV .

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0