Suscríbete a nuestra newsletter aquí y consigue un 10% de descuento en tu primera compra
Buscar
Empresas & Marketing

Lecciones de una pandemia: 4 medidas económicas para estar preparado ante un problema financiero

Hablamos con Natalia De Santiago, experta en planificación y análisis financiero, y profesora del curso Finanzas EXCELentes, sobre las consecuencias de esta pandemia y lo que deberíamos haber aprendido financieramente hablando.

Lecciones de una pandemia: 4 medidas económicas para estar preparado ante un problema financiero

Una pandemia mundial. Confinamiento. Después vendrían olas sucesivas en las que el virus se desbocaba y restricciones que afectaban de forma muy diversa a multitud de familias, empresas, sectores y sus finanzas.

No nos lo esperábamos y nos ha tocado. Y entre otras muchas consecuencias, el coronavirus ha provocado una situación de convulsión social y económica sin precedentes que, además, ha afectado de forma desigual a la gente.

Hemos entrevistado a Natalia de Santiago, experta en planificación y análisis financiero, autora del libro Invierte en ti y profesora del curso online para llevar tus cuentas personales online Finanzas EXCELentes, para que nos contara qué lecciones deberíamos haber aprendido de esta pandemia a nivel financiero, cuáles son las razones que hay detrás de la subida de precios que se está produciendo actualmente y por qué deberíamos invertir para preservar nuestro ahorro pasado, presente y futuro.

Comenzamos la entrevista pidiéndole que nos dijera, en su opinión, no lo que habíamos aprendido de la pandemia a nivel financiero personal, sino cuáles serían las lecciones que deberíamos haber aprendido después de vivir una situación tan crítica e inesperada, y enumeró las siguientes medida de “higiene” financiera, como ella las llama:

  1. Tener siempre un colchón de emergencia

Hay que tener entre tres y seis meses de salario neto reservados en el banco (no invertido) para emergencias, y si en algún momento hay que hacer uso de ese colchón de emergencia hay que priorizar el ahorrarlo de nuevo cuanto antes.

2. Revisar nuestro nivel de deuda

La suma de todas las cuotas de préstamos (vivienda, coche, pagos fraccionados…) nunca puede ser superior al 40% de tu salario neto.

“Dejar de pagar una deuda es algo muy serio, ya que en ese caso empiezan a acumularse intereses muy altos de forma muy rápida y empieza a ser difícil salir de ahí.”

Natalia de Santiago

Hay quien solo con la hipoteca ya supera ese 40%, y es importante en ese caso intentar ahorrar para amortizar cuota cuanto antes para que así que se reduzca el nivel de endeudamiento.

Es esencial no superar ese 40% para asegurarte de que en momentos de inestabilidad financiera puedas seguir haciendo frente al pago de los préstamos que tengas concedidos.

curso online de finanzas y excel

3. Los gastos en vivienda no pueden superar un tercio de tu salario neto

Esta recomendación financiera es especialmente relevante en caso de familias, y aplica tanto a vivienda en propiedad con hipoteca o a vivienda en alquiler: la suma de la totalidad de los gastos de vivienda (cuota o alquiler más suministros) no debería superar en ningún caso un tercio de tu salario neto (o la suma de los salarios netos, en el caso de las parejas).

Si se cumple esta medida, en caso de que se produzca un cambio en los ingresos netos por cualquier causa (reducción de los ingresos, despido, crisis financiera, etc), la persona, pareja o familia tendrá más “cintura” para poder hacerle frente sin tener que abandonar la vivienda.

4. Tener clara la capacidad de reacción financiera

Esto se consigue teniendo un presupuesto, como recomienda Natalia en su libro y en su curso online Finanzas Excelentes, y llevando las cuentas personales de forma periódica y constante: hay que tener muy claro qué gastos podrías quitarte de forma rápida en caso de tener una disminución drástica de ingresos.

Natalia nos confirma que tener estas medidas “en orden” nos hará mucho más resilientes ante cualquier tipo de problema financiero.

Llegó la pospandemia y todos pensamos que los precios bajarían debido a la crisis. Pero está ocurriendo todo lo contrario. Sube la luz, sube la vivienda y sube el precio de las materias primas, y todo ello está produciendo una inflación que no se corresponde con subidas salariales.

De cualquier forma, os recomendamos muchísimo ver la entrevista completa para aprender de Natalia de Santiago, en la que también comentamos las causas de la inflación actual y las recomendaciones de Natalia para invertir nuestro dinero.

Lo que nos queda claro es que la educación financiera es ESENCIAL y que todos tenemos que tener claras nuestras cuentas personales para estar preparados ante cualquier situación.

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0