Buscar
Fotografía & Vídeo

Qué es el Histograma en Fotografía

Poco a poco vamos aprendiendo nuevos conceptos que nos ayudan a realizar mejores fotografías, pero si algo debemos tener muy en cuenta desde el principio es que un buen fotógrafo no es aquel que tiene una gran cámara, sino el que piensa, entiende los conceptos y es capaz de aplicarlos. La...

Qué es el Histograma en Fotografía

Poco a poco vamos aprendiendo nuevos conceptos que nos ayudan a realizar mejores fotografías, pero si algo debemos tener muy en cuenta desde el principio es que un buen fotógrafo no es aquel que tiene una gran cámara, sino el que piensa, entiende los conceptos y es capaz de aplicarlos.

La fotografía es en gran parte luz, y por ello es muy importante comprender conceptos como diafragma, velocidad de obturación, ISO o histograma. Si te gusta la fotografía seguro que conoces las tres primeras de sobra, pero quizá el histograma lo hayas escuchado menos.

¡Tranquilo! En este post vamos a explicar qué es el histograma en fotografía y por qué es tan importante.

Nota

Somos conscientes de que el post de esta semana es más técnico de lo normal, pero si aguantas hasta el final prometemos sorprenderte con un curso que acabamos de lanzar y que nos tiene muy ilusionadas.

1. ¿Qué es el histograma?

Un histograma es la representación gráfica de unos valores o, lo que es lo mismo, un gráfico usado para comprender de un simple vistazo las variables escogidas. Quizá os parezca todo muy técnico, pero es realmente sencillo.

En fotografía el histograma se basa en un eje X, u horizontal, y un eje Y, o vertical.

En el eje horizontal vemos los diferentes tonos de una escala de grises: los negros o sombras se encuentran en la parte izquierda; en la zona intermedia está la información sobre los medios tonos; y a la derecha tenemos la información sobre los blancos o zonas de altas luces.

El eje vertical nos da la información sobre la cantidad de píxeles que hay en cada zona: cuanto más alta sea la gráfica en una parte del histograma, es que existen más píxeles en esa zona. Por lo tanto, podremos saber cuánta información tenemos en las zonas oscuras, las zonas medias y las zonas claras.

2. El histograma al sacar las fotos

El histograma se basa en la luz que recibe nuestra cámara en el momento de realizar la fotografía. Con un simple vistazo podemos saber si estamos realizando una fotografía subexpuesta, sobrexpuesta, un contraluz…

Vale, igual aquí es cuando pensáis: “Eso lo veo yo en la pantalla de mi cámara”. Y sí, es verdad que la pantalla LCD de la cámara es una gran ayuda para componer, medir luz, mostrar información… pero, ¡ojo!, puede mentir. La pantalla puede tener ajustado el brillo bajo o alto y no mostrarnos la fotografía tal y como es en realidad; o puede que la luz dé directamente sobre la pantalla y no nos deje visualizarla correctamente, ¿quién no ha hecho alguna vez sombra sobre la pantalla con la mano para darse cuenta de que la fotografía estaba sobrexpuesta o subexpuesta?

como-editar-fotos-en-lightroom

¡No te conformes con apaños! Busca en los ajustes de tu cámara cómo visualizar tu histograma en la pantalla antes de tomar fotos; de este modo, controlarás totalmente la exposición. El histograma nunca miente, los niveles de luminancia de la imagen serán como muestre el histograma.

3. El histograma al editar las fotos

Hasta ahora hemos visto las funciones del histograma en el momento de tomar las fotos, pero lo cierto es que también puede ser de gran ayuda en la edición.

Si desplazas la gráfica hacia un lado o hacia otro podremos oscurecer o aclarar las imágenes.

En Lightroom, por ejemplo, puedes manipular cada una de las partes del histograma directamente desde el gráfico, pinchando y arrastrando hacia la izquierda o hacia la derecha, o desde las barras de tono que hay justo debajo de ese mismo gráfico: exposición, contraste, altas luces, sombras, blancos y negros.

Tip

Recuerda que siempre es mejor tomar las fotografías en formato RAW para que no se compriman y puedas editar tus fotos sin perder calidad.

4. ¿Cómo se interpreta el histograma?

Ahora que ya conocemos un poco mejor el histograma, tienes que saber interpretarlo.

Puesto que se trata de una herramienta para cuantificar la luz en una imagen, solamente debemos centrarnos en la luminancia. Como ya hemos visto, la zona de la izquierda del gráfico son las de menor luz (subexpuesta) y las de la derecha son las que más luz reciben (sobreexpuesta).

Por lo tanto, si la curva está situada hacia la izquierda estaríamos hablando de una fotografía con muchos negros o tonos oscuros. Si, por el contrario, la curva se sitúa en la derecha tendremos muchos tonos blancos o quemados. De esto podemos deducir que si la información está en los medios tonos la gráfica tendría forma de montaña.

¿Qué ocurriría en un contraluz? Pues muy sencillo: tendría forma de valle, ya que solamente muestra sombras y luces y no tonos medios. La zona central, por lo tanto, carecería de información por ausencia de píxeles en esa zona.

Es muy importante entender que no existe un histograma malo y otro bueno, sino que debemos comprenderlo y modificarlo, siempre que se pueda, en función de lo que nos interese. ¿Buscamos una fotografía con grandes zonas oscuras e incluso completamente negras? En este caso, en el histograma aparecerá mucha información en la parte izquierda de la gráfica.

Cierto, el histograma es una de las partes más pesadas cuando estamos aprendiendo fotografía, pero ¿a que tampoco era para tanto? Como siempre, te animamos a que enciendas la cámara y te pongas a practicar, que es la mejor forma de aprender. Prueba a sacar y editar diferentes fotografías tomando como referencia el histograma y te darás cuenta de la gran utilidad de esta herramienta.

De todas formas, ¡el histograma tampoco hace milagros! Recuerda que en fotografía hay muchas otras cosas a tener en cuenta.

como-hacer-fotografia-de-retrato

Y como lo prometido es deuda, os contamos que acabamos de lanzar un curso de Fotografía de Retrato Editorial con Gianfranco Tripodo, un grandísimo profesional de la fotografía al que admiramos mucho y que ha hecho trabajos para personas del calibre de Rosalía, Ana Polvorosa, C. Tangana o DVicio.

Gianfranco, nacido en Filipinas y criado en Nápoles, tiene una capacidad extraordinaria para capturar momentos auténticos y hacer retratos intimistas. Además, la gran influencia que tiene de la fotografía documental se percibe en el resultado de sus retratos. Su curso es una opción perfecta para adentrarte en el profundo mundo de la fotografía de retrato editorial, y conocer de primera mano cómo se organiza él su trabajo, cómo trabajar con flash, qué tienes que tener en cuenta para que tus sesiones sean todo un éxito, y cómo seleccionar fotos y editar en color y en blanco y negro.

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.Aceptar