Buscar
Fotografía & Vídeo

Ideas para fotografiar tu bebé

By

El primer año de vida de un bebé es una preciosa etapa para todos aquellos que le rodean. Concretamente, los padres nunca olvidarán esos 12 primeros meses de llantos, de noches sin dormir, pero sobre todo, de alegrías, muuuchas alegrías. A día de hoy, todos somos capaces de capturar...

Ideas para fotografiar tu bebé

El primer año de vida de un bebé es una preciosa etapa para todos aquellos que le rodean. Concretamente, los padres nunca olvidarán esos 12 primeros meses de llantos, de noches sin dormir, pero sobre todo, de alegrías, muuuchas alegrías.

A día de hoy, todos somos capaces de capturar momentos especiales fácilmente gracias a las cámaras digitales. Sin embargo, los bebés dan tanto trabajo que las fotos que acaban haciendo los padres son improvisadas y descuidadas.

Marta Schmidt, profesional de la fotografía de niños desde hace ya 9 años, nos explica todas las técnicas que ha aprendido a lo largo de sus años de carrera en Fotografía de bebés, su nuevo curso en Hello! Creatividad.

Tal y como ella misma explica, los padres deben poner un poquito más de su parte y hacer las fotos con más cariño, ya que además de poder convertirse en un reto personal y en un aprendizaje constante para ellos, las fotos serán de los mejores recuerdos que el bebé tendrá de su infancia cuando crezca.

En este post os damos unas cuantas ideas sobre fotografía de bebés a todos los que ya tengáis una personita en casa o a los que todavía la estéis esperando.

1. Celebrando cumplemeses

Desde hace ya un tiempo muchos padres llevan a cabo un proyecto fotográfico muy especial que consiste en fotografiar al bebé los días de su cumplemeses durante su primer año de vida.

El objetivo de este proyecto es capturar en sólo 12 fotos la evolución del bebé desde que nace hasta que cumple 1 año. Para ello, prácticamente todos los elementos de las fotos (a excepción del bebé) deben permanecer inmutables. De esta manera, se distinguirá perfectamente la manera en la que el bebé ha ido creciendo.

Ten en cuenta que, a esas edades, los cambios se notan casi a diario, así que imagínate los cambios que notarás cada mes.

Pero como una imagen vale más que mil palabras, por aquí te dejamos algún que otro ejemplo.


Vía Bloglovin’

Vía The Little Club

Como podrás observar, las fotos no se han sacado de cualquier manera, sino que han sido previamente pensadas y diseñadas. Si te fijas, todas ellas tienen un denominador común:

  • Son tomadas en el mismo lugar.
  • Hay algún objeto que acompaña al bebé en todas ellas (la silla, el caballito de madera, etc).
  • Aparece el número de meses del bebé en algún sitio.
  • La edición es homogénea.

Bien es verdad que, al tratarse de un proyecto, cuesta más ponerse manos a la obra, pero piensa que sólo hay que hacer una foto al mes y que el resultado es bastante resultón.

2. Smash cake

Aquí nos encontramos con otra de las muchas cosas que hemos importado de los americanos, el smash cake, que consiste en hacerle una sesión de fotos un tanto peculiar al bebé cuando cumple 1 año.

¿Qué crees que es capaz de hacer un bebé a solas frente a una tarta? Pues el objetivo del smash cake es fotografiar todo lo que se te está pasando por la cabeza: comérsela, destrozarla, tirarla por los aires… en fin, dejar que haga lo que se le ocurra (pero sólo por un ratito…)

3. Sus momentos

Si hay algo que hace aún más especial a un bebé son sus gestos al sentir ciertas emociones, sus manías y la forma en la que se comporta en distintas situaciones. Algunas cosas las seguirá haciendo siempre, pero muchas otras irán desapareciendo poco a poco, así que no pierdas la oportunidad de inmortalizarlas.

Intenta conseguir fotos bonitas durante el baño, haciéndole cosquillas, riéndose, enfadado, sorprendido, etc.

Como consejo, los collages de fotos del bebé con distintas caras y emociones suelen quedar genial.

4. Su primera vez

Muchos de los momentos a los que nos hemos referido en el apartado anterior serán la primera vez de algo: la primera vez que echará a andar, la primera vez que le empiece a salir un diente, la primera vez que como algo sólido, etc.

Cuando captures todos estos momentos, puedes plantearte hacer un diario de progresos en los que describas los detalles de cada acontecimiento y los acompañes de tus fotos.

5. Conociendo a su familia

Es probable que la mayoría de las fotos que hagas sean sólo del bebé, pero acuérdate también de sacarle fotos con los familiares y amigos que vaya conociendo. Serán fotos de una gran carga emocional tanto para ellos, como para el bebé, como para ti.

Prueba distintas opciones. Fotografía a estas personas con el bebé de una en una, por parejas o en grupo (sobre todo si son niños). Eso sí, lo más importante es que captures las caras de felicidad de todos ellos y que te incluyas en alguna foto (sería una pena que por sacar fotos a todo el mundo no salgas en ninguna).

6. Recreando el pasado

¿No tienes ninguna foto en la que salgas de pequeño o de pequeña y a la que tengas un cariño especial?

Se parezca tu hijo a ti o no, prueba a recrearla en el mismo lugar y desde la misma perspectiva, será precioso poder compararlas.

7. ¡A ser creativo!

Finalmente, no podía faltar el toque creativo…

Construye escenarios fantásticos para hacer una sesión de fotos en la que tu bebé sea el protagonista. Te llevará trabajo, pero te aseguramos que será divertido. ¡Manos a la obra!

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.Aceptar