Buscar
Fotografía & Vídeo

Cómo hacer fotografías de paisajes

By

La fotografía de paisaje es un género que puede parecer fácil, pero que requiere una gran sensibilidad para poder alcanzar resultados impactantes. Todos nos hemos topado alguna vez con un paisaje al que hemos sentido la necesidad de fotografiar. Sin embargo, por algún “extraño” motivo,...

Cómo hacer fotografías de paisajes

La fotografía de paisaje es un género que puede parecer fácil, pero que requiere una gran sensibilidad para poder alcanzar resultados impactantes. Todos nos hemos topado alguna vez con un paisaje al que hemos sentido la necesidad de fotografiar. Sin embargo, por algún “extraño” motivo, muchas de esas fotos quedan sosas.

El objetivo de este post es que dejéis de enviar vuestras fotos de paisajes a la papelera de reciclaje y que empecéis a sentiros orgullosos de ellas, que paséis de hacer las típicas y aburridas fotos turísticas a hacer composiciones llenas de vida y significado.

1. Antes de salir de excursión

En primer lugar, debemos tener claro que la hora del día y el tiempo meteorológico harán que la foto que saquemos sea de una manera u otra.

Por norma general, las mejores horas del día para capturar el paisaje son el amanecer y el atardecer. A esas horas, la luz del sol es capaz de crear una serie de temperaturas y colores que transformarán radicalmente el paisaje que hayamos podido fotografiar en otro momento del día.

Algo parecido sucede con la meteorología. Siempre se recomienda utilizar la cámara en días de mal tiempo porque la luz es más suave, no se generan grandes contrastes lumínicos y los elementos naturales como la niebla y las nubes generan una interesante atmósfera dramática.

No obstante, las normas en fotografía son muy alterables, por lo que no tengas ninguna limitación a la hora de salir a fotografiar paisajes a plena luz del día. De hecho, son días en los que aparecen infinitas oportunidades para jugar con contrastes y sombras. Eres tú el que decide el día y el momento idóneos. Todo depende del estilo que quieras utilizar en tus fotos.

2. El lugar

Una vez decididos el día y la hora, es momento de elegir el lugar.

Antes de irte a cientos de kilómetros de tu casa, atrévete a salir de tu zona de confort e investiga más a fondo las zonas que te rodean. Muchas veces te sorprenderá la cantidad de lugares interesantes que te han estado rodeando hasta ahora sin tú saberlo.

Cuando vayas cogiéndole el truco a este género, será el momento de que te plantees seguir fotografiando paisajes en lugares aún más lejanos. Y es que ésta quizá sea una de las razones más bellas por las que animarse a aprender más y más sobre fotografía, porque es la mejor excusa para viajar, conocer otras culturas y guardar el recuerdo para siempre.

curso-fotografia-de-viajes

Una vez hayas elegido un lugar concreto en el que hacer tu foto, no dejes que te entren las prisas. Respira, mira a tu alrededor e intenta averiguar qué es lo que sientes. Parece una tontería, pero el objetivo de una buena foto es transmitir un mensaje o una emoción. Si el fotógrafo no sabe lo que siente, nadie más lo hará por él.

Tal y como nos cuenta Álvaro Sanz, el profesor de nuestro curso de Fotografía de viajes, debes preguntarte a ti mismo: ¿Qué estoy fotografiando?

3. La composición

Hacer una foto no se reduce a pulsar el disparador, sino que se debe crear una composición que reúna de forma adecuada todos los elementos que queremos incluir en la foto. Para ello, es muy recomendable educar nuestra vista por medio de fotógrafos profesionales, referentes cuyo trabajo es fácil de encontrar en redes sociales como Instagram o en sus webs personales.

a. Horizonte

Existen múltiples reglas de composición. Una de las más conocidas es la Regla de los tercios, la cual puede ser fácilmente aplicada al ámbito de la fotografía de paisajes.

Según esta regla, el cielo debería ocupar 1/3 o 2/3 de la foto, pero no debería dividir la imagen en dos partes iguales (aunque, como ya se ha dicho anteriormente, las reglas fotográficas son muy alterables).

La posición de la línea del horizonte dependerá de nuestras intenciones. Si el cielo está de distintos colores o presenta un precioso atardecer, probablemente prefieras darle prioridad. Si, por el contrario, el cielo presenta un color uniforme, seguramente tenga más elementos de interés la parte inferior (tierra o mar).

¡Eso sí! para poder aplicar esta regla correctamente, no te olvides de colocar el horizonte en posición recta.

b. Elemento protagonista

¿Qué bien suena verdad? Pues este elemento es, la mayoría de las veces, el que marca la diferencia entre una buena foto y una mala.

Tal y como hemos dicho al inicio del post, el gran problema al que nos enfrentamos con la fotografía de paisaje es la dificultad de salir de los resultados aburridos. Para superar esta situación, necesitamos la ayuda de algo. Aquí es donde entra en juego el “elemento protagonista”.

Se trata de una cosa o persona que entra en la composición y rompe con la monotonía del paisaje, ya sea por su color, por su naturaleza, etc.

Obviamente, este elemento no puede colocarse en cualquier lugar de la foto, sino que debe estar situado de tal manera que resulte agradable al ojo humano (aquí volvemos a entrar en el área de las reglas de composición).

Tip

Normalmente, si el elemento protagonista es grande, se sitúa a lo lejos, y si es pequeño, se coloca en primer plano.

c. Perspectivas creativas

Es muy común tener la costumbre de hacer todas nuestras fotos desde un mismo punto de vista. Es una pena, ya que cambiar el chip y empezar a sacar fotos desde distintos ángulos nos abre un mundo totalmente diferente con mucho potencial.

Experimenta con los distintos puntos de vista desde los que puedes capturar el paisaje y no tengas ningún miedo a tirarte al suelo o a subir a un lugar más alto.

4. Aspectos técnicos

a. Objetivos

Dependiendo del tipo de cosas que quieras fotografiar, tendrás que valorar si llevar contigo un objetivo u otro.

Si quieres saber más sobre los distintos tipos de objetivos, tenemos un post que lo explica en profundidad.

En general, en fotografía de paisaje se suele tener la intención de abarcar una gran cantidad de espacio. Para ello, lo más recomendable es que utilices objetivos gran angular. Es decir, objetivos de distancia focal de entre 18 y 35 milímetros.

 

 

b. Triángulo de exposición

Si ya sabes cómo utilizar la cámara en modo manual, no tendrás ningún problema para entender esta sección. Si no, os recomendamos leer este post sobre el triángulo de exposición.

Es muy común que muchos asocien la fotografía de paisaje con fotos en las que todo el paisaje aparece de forma nítida (amplias profundidades de campo). Nada más lejos de la realidad. Sin embargo, también se pueden hacer fotos de paisaje en las que sólo se enfoquen ciertos elementos (profundidades de campo reducidas). Todo depende, tal y como llevamos repitiendo constantemente a lo largo de este post, de lo que quieras transmitir.

Paisajes totalmente enfocados

Para hacer fotos con el paisaje totalmente enfocado, deberás aumentar el número f y, por lo tanto, aumentar la velocidad de obturación (para ello, necesitarás un trípode).

Si fijamos los parámetros anteriormente descritos, la foto que saquemos presentará dinamismo. Es decir, si estamos fotografiando una cascada, el agua será capturada con efecto seda. Si estamos fotografiando las nubes en movimiento, éstas parecerán extenderse a lo largo del cielo.

En caso de que no busquemos movimiento y que prefiramos quietud, tenemos dos opciones:

  •  Aumentar el ISO y así poder reducir la velocidad de obturación, lo que incrementará el ruido de la foto y afectará negativamente a su calidad.
  • Reducir el número f y así poder reducir la velocidad de obturación. Eso sí, si queremos mantener la idea de enfocar totalmente el paisaje, debemos aplicar el concepto de distancia hiperfocal.


Hay múltiples calculadoras de distancia hiperfocal en Internet en las que poniendo la cámara, el objetivo (distancia focal) y el número f que estás utilizando, te dice la distancia hiperfocal con la que puedes trabajar. Por ejemplo:

Olympus E-450 – Distancia focal: 17 mm – nºf/8.0 à Distancia hiperfocal = 2’27 m

Gracias a esta técnica, pese a tener una profundidad de campo más reducida, podrás permitirte el lujo de hacer una foto en la que todos los elementos (cercanos y lejanos) aparezcan enfocados.

Paisajes parcialmente enfocados

Para hacer fotos en las que sólo aparezcan enfocados algunos elementos del paisaje, deberás reducir el número f y, por lo tanto, reducir la velocidad de obturación.

Si fijamos los parámetros anteriormente descritos, la foto que saquemos presentará quietud. Es decir, si estamos fotografiando una cascada, el agua aparecerá petrificada en el aire. Si estamos fotografiando las nubes, éstas aparecerán de forma estática en el cielo.

En caso de que no busquemos quietud y que prefiramos movimiento, tenemos dos opciones:

  • Reducir el ISO y así poder aumentar la velocidad de obturación. Sin embargo, al estar en el exterior, es muy probable que lleguemos al ISO mínimo con rapidez.
  • Aumentar la velocidad de obturación todo lo que necesitemos. Eso sí, para evitar que la foto quede sobreexpuesta, debemos utilizar un filtro de densidad neutra (filtro que limita la cantidad de luz que entra en la cámara).

Como puedes observar, saber trabajar con la luz es de vital importancia no sólo en fotografía de paisaje, sino en cualquier género en el que quieras profundizar.

curso-fotografia-avanzada

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2

2 respuestas a “Cómo hacer fotografías de paisajes

  1. Muy buen post!
    Me parece excelente la forma de explicar la distancia hiperfocal. Con palabras puede ser difícil pero con el gráfico se entiende a la perfección.
    Solo añadiría el uso del trípode en el último caso, para que la cascada tenga movimiento y el resto esté perfectamente nítido 🙂

  2. ¡Hola Uxía!
    Sí, efectivamente si queremos imágenes nítidas de elementos en movimiento lo mejor es usar un trípode. Lo mencionamos justo en el párrafo anterior 😉

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.Aceptar