Suscríbete a nuestra newsletter aquí y consigue un 10% de descuento en tu primera compra
Buscar
Estilo de vida

5 mujeres con una gran marca personal

La marca personal se ha convertido en algo fundamental si queremos movernos bien en el entorno profesional o tener una buena imagen a nivel social. Cada uno, con nuestra manera de actuar y comunicar, con nuestra experiencia laboral en el ámbito en el que nos movemos, y con nuestras decisiones,...

5 mujeres con una gran marca personal

La marca personal se ha convertido en algo fundamental si queremos movernos bien en el entorno profesional o tener una buena imagen a nivel social.

Cada uno, con nuestra manera de actuar y comunicar, con nuestra experiencia laboral en el ámbito en el que nos movemos, y con nuestras decisiones, nos vamos labrando poco a poco una imagen, una marca personal que es reflejo de lo que somos o de lo que queremos que los demás perciban de nosotros.

Porque la marca personal es la percepción que los demás tienen de nosotros; es esa impresión que causamos en los demás, basada en nuestros valores y nuestra profesionalidad, y que hace que nos diferenciemos del resto.

Pero si algo destaca por encima de todo en la marca personal, y es fundamental, es la confianza.

La confianza es el Santo Grial al que todos deberíamos aspirar, porque eso significa dos cosas: que nuestro trabajo o servicio es bueno, y por tanto tiene calidad; y, por otro lado, que somos honestos y coherentes con nuestros valores y nuestro trabajo hacia los demás. Y eso es algo a lo que todos, sea cual sea nuestra circunstancia profesional o social, deberíamos aspirar. A que los clientes, seguidores y compañeros, actuales o futuros, y las personas que tenemos alrededor, confíen en nosotros, en nuestro criterio y nuestra forma de hacer las cosas. Hoy en día es más importante que nunca que nuestra huella digital sea de calidad.

El criterio es otro de los grandes factores que deberíamos tener en cuenta cuando hablamos de marca personal. Tener criterio propio, saber elegir, tener personalidad a la hora de hacerlo y de mostrarte a los demás, y coherencia a la hora de tomar decisiones, es algo muy importante en marca personal.

Nadie quiere clones; debemos ser capaces de desarrollar nuestra propia identidad y encontrar aquello que nos diferencia del resto. Con esto no quiere decir que tengamos que poner el foco en una sola cosa; es más, aquellas personas con una marca personal realmente buena se caracterizan por ser versátiles y poder desarrollar varios proyectos a la vez, con la característica de que todos ellos están impregnados de su marca personal, “su sello de la casa” podríamos decir, y eso es lo que más se valora.

curso online de marca personal

Conseguir una buena marca personal tanto online como offline no es tarea fácil ni algo que suceda de la noche a la mañana, la única vía es el trabajo constante y bien hecho, basado en todo lo que hemos comentado anteriormente; no hay otra.

Y como no hay nada mejor que aprender con el ejemplo, hoy os traemos a 5 mujeres que han sabido crear una buena marca personal. Cuando se habla de marca personal siempre salen nombres como Michelle Obama, Lady Gaga o Emma Watson, entre otros muchos, que están muy bien pero que nos son muy lejanos. Por eso hemos querido recopilar en un post a algunas de las mujeres más cercanas que son ejemplo de una buena marca personal:

1. Boticaria García

¿Quién no conoce hoy en día a Marian García, alias Boticaria García? Es el ejemplo con patas de lo que es construir una buena marca personal en base a tus conocimientos, experiencia y criterio profesional. 

Boticaria, Doctora en Farmacia y Nutrición, decidió decantarse por la rama de la divulgación y compartir sus conocimientos con todo el mundo para hacer llegar los mensajes de manera cercana y directa

Su marca personal se caracteriza por su profesionalidad y rigurosidad a la hora de informar, por su cercanía a la hora de tratar los temas y dirigirse a la gente, y por su inconfundible toque de humor, algo que, sin lugar a dudas, es su sello personal y la hace única e inimitable. 

Se ha ganado la confianza de todos por su sabiduría y calidad en la información, por su forma de contar las cosas e implicar a la gente en sus “locuras”,  y por su dedicación e implicación en causas solidarias. La podemos ver en programas de televisión, de radio, escribiendo columnas en grandes periódicos, publicando libros, haciendo directos en Instagram, sacando su propia línea de mascarillas solidarias, o viajando a Senegal, o a donde haga falta, para recaudar fondos para vacunas. 

Boticaría García tiene ya una marca personal que vale su peso en oro y, si saliera a bolsa, reventaría el mercado. 

Un ejemplo de marca personal llevado a la excelencia.

Puntos fuertes: rigurosidad, cercanía, humor, solidaridad.

2. Sally Hambleton

Sally supo hacerse un nombre dentro del mundo de las flores con su floristería The Workshop Flores. Ella era sinónimo de calidad, distinción, buen hacer y prestigio en todo lo que hacía. Los trabajos que realizaba la posicionaron con el tiempo entre una de las mejores floristas de España. Su toque british, gracias a su procedencia inglesa, era uno de sus sellos personales. 

Con la llegada de las redes sociales comenzó a acercarse más al público que la seguía a través de post y stories donde contaba cosas interesantes de su día a día, así como recomendaciones de marcas, personas o servicios que a ella le gustaban. Su marca personal fue ganando terreno hasta que Sally Hambleton se convirtió en una marca en sí misma, un universo del buen gusto donde las flores siguen siendo las grandes protagonistas, pero también tiene cabida la decoración y mucha parte personal llena de referencias. Poco a poco fue ganando seguidores que no solo están ahí por la belleza de sus centros florales, sino también por sus consejos sobre cómo hacerlos en casa, su estilo a la hora de montar mesas bonitas o por sus recomendaciones, pues tan pronto te habla de los proveedores de la obra de su casa como de marcas de decoración, lugares para visitar en Inglaterra o recomendaciones de personas interesantes a las que seguir. Y siempre bajo su criterio único y personal, que es sinónimo de estilo y personalidad.

Su nombre también está asociado a la SOLIDARIDAD con mayúsculas. Hablar de Sally es hablar de dedicación, esfuerzo, coherencia, buen gusto y mucha solidaridad. 

Comenzó poniendo en marcha proyectos puntuales de recaudación de medicamentos, alimentos, mantas y ropa de abrigo… hasta terminar, a raíz de la crisis social provocada por la pandemia, formando parte (junto a su marido y otras personas) de una asociación que lleva por nombre, ni más ni menos que CONFÍA, y que actualmente da de comer semanalmente a 5.000 personas. Ella encarna el valor de la palabra confianza.

Otra grande de la marca personal.

3. Cristina Oria

Cristina fue haciéndose un nombre poco a poco, que es como se hacen bien las cosas, y hoy es una de las grandes marcas personales del panorama nacional, que también da nombre a su empresa. Comenzó haciéndose conocida por elaborar un gran foie, luego creó un catering con sus mejores recetas, de ahí pasó a abrir su primera tienda, a la que siguieron con el tiempo 3 restaurantes con tienda Gourmet y de menaje. Su marca fue creciendo como la espuma. Es un ejemplo de gran versatilidad. Tiene un catering, tres restaurantes, ha escrito un libro, tiene tiendas con menaje para la mesa y la cocina, enseña cocina en su canal de Instagram, es embajadora de alguna marca y, al igual que Marian y Sally, se vuelca con las causas solidarias.

Le gusta llevar sus propias redes sociales, donde comunicarse de manera directa con sus seguidores y clientes, y se involucra siempre personalmente en todo lo que hace.

Su marca es símbolo de elegancia, de lujo asequible, esfuerzo, saber hacer, familia y solidaridad. Y todo lo que hace lo impregna de todos estos valores.

4. Nuria Val (@frecklesnur)

Nuria es una persona con una gran marca personal que se define principalmente por una estética muy concreta y cuidada. Su sello es reconocible en todo lo que hace: fotografías, reportajes, editoriales, y se caracteriza por la naturalidad, su amor a la naturaleza, la belleza en todo lo que hace, la seguridad en sí misma, la calidad en su trabajo y la coherencia en cada proyecto en el que se involucra. Su estilo fotográfico es muy personal y eso también forma parte de su marca.

Hace pocos años creó una marca de cosmética natural muy en línea con sus valores, Rowse Beauty, y su carisma y su prestigio como marca personal le llevaron a hacerse un hueco rápidamente en el mercado.

Es un ejemplo perfecto del recorrido que puede tener trabajar una buena marca personal. Cuando ya eres reconocida y una referencia en tu sector, si lanzas un producto o una marca tienes una credibilidad tan alta que tienes mucho camino recorrido.

Su universo es sinónimo de buen gusto, naturaleza y calidad.

5. Lorena Bembibre (@loenlasnubes)

Lorena es médico de profesión y se ha ido creando una gran marca personal en torno al mundo de los libros y como embajadora de la lectura. 

Se caracteriza por tener unos principios muy firmes, por saber posicionarse cuando hace falta con rigor, personalidad y educación, y por ser una gran defensora de la sanidad pública, los derechos de la mujer y el cambio climático, entre otras cosas. 

Se ha convertido en toda una referencia a la hora de recomendar libros y ha construído una marca personal de calidad basada en la opinión y la recomendación, sin buscar nada a cambio, más allá del reconocimiento, y se ha convertido en toda una referencia en su ámbito, con una huella digital impecable.

curso online de marca personal

Si analizamos los perfiles de estas 5 mujeres, todas tienen en común una cosa que es la base de toda marca personal: la credibilidad.

Esperamos que os haya gustado y os haya aclarado algunas dudas sobre la marca personal.

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2

2 respuestas a “5 mujeres con una gran marca personal