Buscar
Historias H!C

Federica Barbaranelli: “Las cosas no siempre van bien, pero sigo pudiendo elegir”

Con Federica íbamos a estrenar podcast, una versión en audio de nuestros Bocados de Creatividad para todos los que estáis lejos y no podéis asistir. Pero el destino quiso que no fuera así, el botón de "Grabar" se quedó sin pulsar y lo que Fede contó allí, allí se quedó, en gran parte. Y...

Federica Barbaranelli: “Las cosas no siempre van bien, pero sigo pudiendo elegir”

Con Federica íbamos a estrenar podcast, una versión en audio de nuestros Bocados de Creatividad para todos los que estáis lejos y no podéis asistir. Pero el destino quiso que no fuera así, el botón de “Grabar” se quedó sin pulsar y lo que Fede contó allí, allí se quedó, en gran parte. Y no estamos seguras de que volvamos a escucharlo; al menos no igual. Porque la forma en la que cuentas las cosas tiene mucho que ver con el momento, con lo que estás viviendo y con lo que la gente que te está escuchando te hace sentir, y aquella noche, la de nuestro último Bocados con Federica, estuvo llena de magia. Fede nos abrió por completo su corazón contándonos, hasta hacernos llorar, todas las idas y venidas de su vida como si estuviera hablando sencillamente entre amigas.

Y, quizá por ello, el destino quiso que no quedara grabada toda esa primera parte de nuestra conversación, porque, a veces, las cosas que se cuentan en petit comité entre amigas deben quedar en eso y no propagarse a los cuatro vientos. Será como un pequeño regalo para todas las que tuvimos la suerte de escucharla, porque escuchar a Fede, con esa forma tan franca y pasional que tiene de hablar, es realmente un regalo del que siempre te llevas grandes lecciones, aunque ella no lo crea. Lo que sí pudimos salvar fue la última hora cuando, esta vez sí, nos dimos cuenta de que no estábamos grabando y le dimos al botón rojo correctamente. Esa hora donde nos habló de su Novales querido y donde la gente pudo hacerle algunas preguntas (las preguntas como tal quizá sea difícil escucharlas, pero sus respuestas claras y rotundas no os las podéis perder); os dejamos este trocito de auido en bruto al final de este post.

Fede fue sincera, mucho, su vida no ha sido fácil, nada fácil (nadie dijo que lo fuera) y desde pequeña ha ido capeando temporales como ha podido, y avanzando en su camino con cada uno de ellos. Separaciones, traslados, cáncer, pérdidas, depresiones, incendios, deudas, frustraciones… pero también fortaleza, pasión, personalidad, ilusión, aprendizaje, seguridad, amor… sobre todo mucho amor. Y cada una de estas fases de su vida han forjado a la persona que es hoy. Y con cada uno de esos baches que ha encontrado en su camino, se ha vuelto a levantar.

Y si hay algo que aprendimos, todavía más con Fede, es a valorar, a valorar que, por muchas zancadillas que nos ponga la vida, seguimos pudiendo elegir y vivimos en el lado privilegiado del mundo. Y claro que hay sitio para la tristeza o el sufrimiento, para llorar y quejarnos, pero también hay hueco siempre para tener esperanza, levantarnos y volverlo a intentar.

se-creativo

Fede transmite pasión por los cuatro costados, es una persona que se mueve por lo que le dicta el corazón y aprendió a alejarse del ruido y a ser fiel a sus ideas, aunque eso signifique muchas veces ganar menos dinero.

Os dejamos el audio y algunas de sus respuestas por aquí. Esperamos que os guste aunque todavía nos quede ponerlo bonito. Ya va quedando menos…

Ir a descargar


¿Cómo empezó Novales y en qué punto está?

Novales es un sueño hecho realidad

La casa llevaba 19 años cerrada en Cantabria y Jaime (mi marido) y yo empezamos a arreglarla. Estaba que se caía, llena de agujeros y techos abiertos, pero por fuera había mucho potencial y la finca es preciosa. Lo hicimos como pudimos, de hecho pusimos papel en el techo para tapar imperfecciones, no fue algo muy premeditado, fue supervivencia, saber salir al paso lo mejor posible con lo que tienes. Y hay muchas cosas que todavía tenemos que seguir arreglando porque es un trabajo constante, esta casa requiere un mantenimiento diario y aquí estamos para hacer todo.

El resultado ha sido el proceso de trabajar mucho en la casa, poco a poco; hoy arreglo esto, mañana arreglo lo otro, y así. Un día, la gente empezó a venir y a apreciar ese pequeño rincón que he creado con todo mi equipo, y fue una suerte.

aprende-a-ser-creativo
Fotos: Instagram

¿Cuál ha sido todo tu recorrido hasta llegar al proyecto de Novales?

Me enamoré de un espacio precioso en la calle Hermosilla de Madrid y me empeñé en que ahí tenía que plantar Federica and Co. El alquiler era muy caro, así que subarrendé varios espacios de esa tienda a empresas que estaban empezando, y como me daba “pena” alquilarlo por un precio alto, al final los alquilaba por muy poco dinero (porque tampoco es que tuviese mucha idea de números).

"Creo que he hecho las cosas muy mal en muchos aspectos, pero también creo que lo he hecho muy bien en otros tantos. No hay que fustigarse."

Fede

Llegó un punto en el que se sucedieron muchas cosas a la vez y el pozo se me hacía cada vez más grande. La tienda siempre estaba llena, venían riadas de gente a pasear, ver y hacer fotos, pero… ¿a comprar? Eso ya era otra historia. Tenía una tienda preciosa para hacerse fotos pero vender, luego no vendía tanto como necesitaba ese espacio. Cuando un sábado pasan por tu tienda más de 1.000 personas pero apenas compran 10, algo está fallando. Esto derivó en una etapa en la que yo no estaba bien con todo eso. Luego llegó el incendio y todo se fue precipitando. Estaba infeliz, rota, muy estresada. Mi marido y mi hermano me pararon y se me plantearon tres opciones: Contratar a alguien que supiera más para que me ayudase con eso, un concurso de acreedores o irnos mi marido y yo a la casa que tenía mi suegra en el norte.

Sería un momento muy difícil llegar a plantearse todo eso cuando es algo en lo que has empleado tanto tiempo…

Quería demostrarme a mí misma y al mundo que yo podía con todo. Así que en ese momento tenía mucha rabia por todo esto y no me dejaba ayudar, era muy arrogante y llevaba mucho dolor detrás. Encima, soy una persona muy sensible y solo veía infiernos por todos lados, así que al final, decidimos marcharnos a la casa del norte.

“Las cosas no siempre van bien, pero no creo que tenga el derecho a quejarme porque también soy consciente de que estoy en el lado bueno, y además, sigo pudiendo elegir.”

impulsa-tu-creatividadFoto: Instagram

Al final te das cuenta de que a todos nos pueden pasar cosas, pero el hecho de entrar en conflicto con nosotros mismos por fallar a la gente, se lleva más dentro.

Es lo que más te destroza. La gente te insulta, te amenaza, se planta delante de ti, te humilla, y tragas mucho. Y entonces piensas “tengo que tener paciencia porque voy a llegar”, y después de tres años, llegas. No del todo, pero hemos llegado muy lejos, pero con muchísimo esfuerzo y muchísimo trabajo. Y puedo decir que ahora estoy muy bien.

¿Has encontrado una estabilidad?

Seguimos trabajando y luchando mucho, no damos a basto y al final intentamos gestionar todo nosotros, y cuando hay que hacer algo que sea más técnico, nos ayuda alguien. El equipo es muy pequeñito, pero es un grupo de personas maravilloso que lo hace con la misma pasión que yo, y he tenido muchísima suerte de que se hayan cruzado en mi camino.

Ahora hay mucho trabajo entre la tienda física, la tienda online, las redes sociales, que esto último creo que es la parte que más me cuesta, porque soy una persona que odia el teléfono, pero al final, me acabo entregando mucho a la gente porque lo más maravilloso de esto es el amor que se percibe de la comunidad que se ha creado, y porque te das cuenta de que la gente puede llegar a conectar y a empatizar mucho contigo.

Tampoco parece fácil porque contar tanto de ti en las redes sociales y tan personal, es una generosidad brutal por tu parte…

Empezó con el juego del negocio, pero no cuento ni la mitad de lo que vivo. En realidad, si yo no publico, no me conoce nadie. Y cuando publico, suelo ser muy intensa porque me sale ser así. Instagram es una ayuda bestial porque genero mi propia publicidad, pero es muy esclavo de las exigencias emocionales. Cuando alguien te cuenta una historia tan personal, tú le entregas tu alma, tu tiempo y te conviertes en amiga.

Además, que la gente deposite tanta confianza en mí y me cuente tantas historias tan íntimas… es importante para mí ser lo más honesta y transparente posible porque si no lo eres, al final, se acaba notando.

“Nos tiene que dar igual lo que hagan otros o lo que se haya contado, porque al fin y al cabo es cómo lo estás contando tú. Es muy importante que lo que tú quieras hacer tenga tu alma, porque esa es tu huella y nadie la puede copiar.”

como-ser-una-persona-creativaFoto: Instagram

Por último, háblanos también de cómo va a ser ese libro en el que estás trabajando, porque estás cumpliendo tu sueño de ser escritora…

Por un lado está el famoso libro de cocina, que me va a llevar mucho tiempo, porque quiero que cada receta cuente una historia, no quiero que sea un libro de cocina al uso. Necesito que ese libro sea un viaje, y por eso nos lo vamos a tomar con calma.

Por otro lado, está a el libro al que yo considero mi hijo. El que estoy escribiendo con Planeta no va sobre mi, ni mi historia, ni nada personal. Se pueden escribir cosas mucho más sencillas que el proyecto en el que me he metido yo y se habría acabado este proceso mucho antes, pero la ficción es lo que me gusta: es una historia de amor y fantasía y cada vez se está volviendo más complejo. He de decir que he tenido la inmensa suerte de que la editora que me presentaron para ayudarme con el proyecto es mi alma gemela y encima es experta en literatura medieval y cosas para gente muy friki.

Yo quería escribir una historia de amor porque soy una romántica empedernida, y el mundo de la fantasía me encanta, desde Outlander hasta Harry Potter, Star Wars… el abanico es muy amplio. El hecho de meterme de lleno en esto es porque yo quería contar MI historia.


La fuerza para seguir adelante es lo que caracteriza a Federica. Durante el tiempo que estuvimos hablando con ella pudimos darnos cuenta de que es una persona con mucha vida, mucha alma y muy luchadora.

Nos alegramos inmensamente de que, después de las idas y venidas, haya encontrado una estabilidad. Ojalá que todo le siga yendo así de bien y esperamos con muchas ganas ese libro.

Si os habéis quedado con las ganas de venir a algún Bocados de Creatividad, ¡te puedes apuntar al próximo! Contaremos con Víctor, de El Marco Rojo y con él hablaremos de su historia personal, de cómo se reinventaron en fotógrafos de boda viniendo del mundo del periodismo gráfico en televisión y de cómo afrontaron su plan de empresa desde el principio, a pesar de ser fotógrafos y periodistas. Además, les preguntaremos cómo han ido evolucionando, cómo han ido creciendo, cómo se han movido y cómo han sabido siempre centrar el tiro y no perder de vista el foco de su negocio.

Un grandísimo ejemplo de cómo no basta ser bueno en lo tuyo, tienes que ser, además, un buen empresario si lo que quieres es que tu negocio sea sostenible en el tiempo. En este sentido, El Marco Rojo es una gran inspiración que estamos seguras de que será muy enriquecedora para todos. Hablaremos también de fotografía, de encontrar tu estilo personal, de cómo mirar a través del objetivo y todo ello acompañado de fondo con sus maravillosas fotografías con las que aprenderemos mucho seguro.

¡Todavía estais a tiempo de apuntaros aquí!

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.Aceptar