Buscar
Diseño & Ilustración

Cómo hacer un Moodboard

By

Prácticamente en cualquier actividad que desarrollemos en nuestra vida es importante contar con herramientas que nos permitan ahorrar tiempo en los proyectos, desarrollar al máximo la creatividad, captar la atención de las personas y organizar mejor el trabajo que vamos a realizar. Una de esas...

Cómo hacer un Moodboard

Prácticamente en cualquier actividad que desarrollemos en nuestra vida es importante contar con herramientas que nos permitan ahorrar tiempo en los proyectos, desarrollar al máximo la creatividad, captar la atención de las personas y organizar mejor el trabajo que vamos a realizar. Una de esas herramientas tan útiles, en especial para sectores en los que la creatividad está a la orden del día, es el moodboard. ¿En qué consiste? ¡Te lo contamos!

1. ¿Qué es un moodboard y para qué sirve?

Se podría traducir como “tablero de estado de ánimo”. Un moodboard es una herramienta que nos impulsa a encontrar toda la inspiración que necesitamos para llevar a cabo nuestros proyectos. Y lo hace de forma visual, a partir de paneles o tableros en los que se pueden desarrollar ideas que queremos llevar a cabo con fotografías, texturas, frases inspiradoras, tipografías, objetos…

Estos paneles (llamados habitualmente paneles de tendencias o paneles de inspiración) pueden ser de dos tipos: táctiles (reales) o digitales (hechos con software).

Los reales, los que podemos palpar y tocar, suelen ser de corcho, cartón o rejilla metálica, pero también se puede utilizar una pizarra o, directamente, el suelo o la pared.

como-ser-mas-creativo

Para los moodboards digitales podemos utilizar plantillas digitales creadas por nosotros mismos o acudir a sitios web para crear un moodboard online. Las dos más conocidas son, seguramente, Niice y Dropmark, pero también se puede utilizar Pinterest a la hora de crear un moodboard sencillo y representativo del proyecto que vamos a asumir.

¿Y cómo conformarlos? Esto corre al gusto de cada uno. Se puede optar por algún patrón o esquema, pero también puede hacerse de forma libre, a modo collage, como si una lluvia de ideas se tratase.

Además, los moodboards hacen más ameno y divertido el proceso de planificación de proyectos, dan claridad de ideas para afrontarlos y hacen posible establecer una identidad visual y un estilo diferenciador durante el camino creativo que vayamos recorriendo. También son útiles para trabajar en equipo buscando esa identidad propia, la esencia que diferencie nuestro proyecto.

Se utiliza en muchos campos, siendo una parte clave de muchos procesos creativos (diseño textil, diseño de interiores, diseño gráfico, blogs y webs, sector audiovisual, fotografía…), sobre todo aquellos con una alta carga visual. Pero también en muchos negocios, ya sea como herramienta de branding o como parte del proceso creativo de un plan de negocio.

2. ¿Cómo se hace un moodboard?

Entonces, si todo vale, ¿cómo podemos hacer un moodboard? ¿Qué directrices podemos seguir para realizarlo? La regla es que no hay reglas, todo vale. Solamente una pauta a seguir: cosas que te inspiren y que vayan en concordancia con lo que quieres transmitir. Teniendo claro esto, podemos seguir estos pasos y consejos.

A. Conocer a la marca

Si se trabaja para una marca, ya sea propia o externa, debemos tener un conocimiento profundo de la misma y de lo que la distingue. Esto será clave a la hora de seleccionar las imágenes o elementos de nuestro moodboard que logren reflejar la identidad visual de una marca. También nos dará pistas sobre los colores a utilizar.

B. Organizar las ideas

Antes de seleccionar los elementos, el formato y el estilo, debemos hacer una buena planificación de las ideas a partir de un pequeño esquema o mapa conceptual. Buscaremos ideas evocadoras e intentaremos organizarlas en función de su importancia y de lo representativas que sean. En este paso, no hace falta ser muy literal y se pueden mezclar bastantes ideas, pero es un paso clave a la hora de encontrar un hilo conductor.

C. El formato

Parece menos importante, pero no lo es. Debemos elegir un formato con el que nos sintamos cómodos y que pueda funcionar mejor cuando necesitemos mostrarlo a otras personas. Un moodboard físico, si está logrado, suele funcionar muy bien, pero los digitales serán más cómodos para compartir y editar.

D. Define un estilo

¿Qué estética buscamos? ¿Qué valores representa la marca? ¿Cuál es su imagen corporativa? ¿Se trata de una marca moderna y con un estilo atrevido o representa a una empresa con valores tradicionales y con un estilo más riguroso? ¿Qué estado de ánimo evoca esa marca? Estas son preguntas clave a la hora de definir el estilo del proyecto y reflejarlo en el moodboard. ¡Y nada es definitivo! Podemos experimentar con distintos estilos hasta quedar convencidos.

E. Selección de elementos

Llega la hora de hacer nuestro moodboard. Empieza por seleccionar un color dominante y establece luego todos los elementos que has escogido, ya sean ilustraciones, fotografías, descripciones, tipografías, esquemas, patrones, palabras clave representativas, objetos, texturas, algo textil… Lo que quieras. Todo puede ser válido a la hora de inspirarnos para un proyecto y explotar al máximo nuestra creatividad. Y es que, si la creatividad no tiene límites, un moodboard tampoco debe tenerlos.

Recuerda que hasta la cosa más ínfima puede provocar la mejor de las ideas. Por esta razón siempre debemos estar atentos a nuestro entorno, e intentar recopilar toda clase de materiales para plasmarlos posteriormente en nuestro moodboard. Cualquiera puede generar esa chispa que nos inspire o nos dé claridad a la hora de afrontar un proyecto.

herramientas-creatividad

Y un último consejo: tu primera versión de moodboard no debe ser la última, o no tiene porqué. Debe ser flexible y se puede cambiar en función del camino que vayamos recorriendo en nuestro proceso de creación. A medida que nuestra creatividad vaya fluyendo y las ideas, asentándose y estructurándose, podemos ir modificándolo o haciéndolo más completo.

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.Aceptar