Buscar
Fotografía & Vídeo

5 motivos para enamorarte de la fotografía analógica

Te contamos por qué este tipo de fotografía está resurgiendo de nuevo y vuelve a convertirse en una técnica fotográfica muy utilizada en estos años.

5 motivos para enamorarte de la fotografía analógica

Son muchas las razones por las que se está recuperando la fotografía analógica y es que esta técnica presenta una gran abanico de posibilidades y motivos a los que la fotografía digital no puede hacer frente.

Empecemos por el principio: ¿qué es la fotografía analógica? Se trata de un proceso fotográfico que utiliza técnicas tradicionales para la creación de la imagen, en la que intervienen procesos químicos. 

En este post, veremos algunas fotografías de Cecilia Alvarez-Hevia de “Días Con Vino y Rosas” y de Bea Gaspar de “Con Botas De Agua” para que te inspires y te animes a darle una oportunidad a este tipo de fotografía.

Además, nuestro curso online de Fotografía analógica de La Peliculera te permite introducirte de lleno en el mundo del carrete.

1. Factor nostálgico

La primera de las razones es ese factor nostálgico que tienen las fotografías analógicas, ya que, de alguna forma, te permiten volver al pasado. De hecho, las nuevas generaciones tratan también de recuperar la esencia del pasado en el que parece que existía otra atmósfera, en la que las cosas iban más lento y podías saborear los pequeños detalles.

Esta connotación nostálgica se materializa en el auge de lo vintage, en revivir el pasado y recuperar procesos y técnicas que se utilizaban antiguamente, cuando el estilo de vida era mucho más pausado.

aprende-fotografia-analogica

2. Te permite concentrarte en el momento presente

Otra de las grandes ventajas de la fotografía analógica es que debes sentir cuál es el momento que deseas captar. El no poder disparar diez veces, como sí puedes hacer en fotografía digital, te permite concentrarte en el momento presente, ya que debes percibir que es ese instante el que quieres capturar.

Se trata de sentir que un momento es especial y que deseas guardarlo para siempre. Capturas ese instante a través de una fotografía y guardas la cámara sin saber cual será el resultado, pero con el objetivo de preservar el momento.

hacer-fotos-analogicas
como-usar-tu-camara-analogica

3. Elemento mágico

No saber exactamente qué es lo que va a salir, el tiempo de espera y el momento en el que ves, por fin, el resultado final, forma parte de un proceso mágico y sentimental que roza el romanticismo.

Otra de las grandes razones por las que volver a la fotografía analógica es vivir todo este proceso: no hay mejor sensación que revivir una historia a través de una fotografía que te recuerde un momento que tú decidiste captar y que ya no recordabas. El día del revelado volverás a sentir como te sentías en el momento que decidiste fotografiar.

iniciate-en-la-fotografia-analogica

4. Fotografiar momentos que deseas captar de forma especial

Hay instantes y momentos que deseas fotografiar de otra manera, ya sea por lo que significa para ti aquello que estás viviendo. Puede ser una etapa, un viaje o un proceso.

Lo digital está tan presente en nuestras vidas que sentimos que determinados momentos deben ser diferenciados a través de otro tipo de fotografía. Una más sentida, dónde pongamos todo nuestro empeño y emoción en ello.

Un viaje con amigas, tu embarazo o un proyecto fotográfico pueden ser esas cosas que queremos recordar de una forma especial y diferente.

efecto-fotografia-analogica

5. El resultado

El resultado es también una de las razones por las que apostar por la fotografía analógica, y es que la atmósfera que se recrea es mágica, donde el grano está presente y todo tiene otro color.

Además, se trata de un resultado definitivo, no hay un retoque final como sí ocurriría en la fotografía digital.

La chispa de la fotografía analógica es el gusto por la imperfección, por la luz y el ambiente que se consigue.

razones-para-hacer-fotos-analogicas
haz-fotografias-analogicas
motivos-para-hacer-fotografias-analogicas

En un mundo donde todo va demasiado deprisa, la cámara analógica es un alma letal para ralentizar el tiempo y captar de un modo más cuidado el momento que estás viviendo.

Si quieres aprender más y quieres realizar este tipo de fotografías, quizás quieras echar un vistazo a nuestro curso online de Fotografía analógica.

¡Nunca es tarde para atreverte con el carrete!

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.Aceptar