Buscar
Fotografía & Vídeo

¿Cómo hacer fotografías de producto sobre fondo blanco?

By

Uno de los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de administrar un e-commerce es el diseño del sitio web, ya que será el escaparate para tus potenciales clientes. Parte de ese diseño son las fotografías de los productos de la tienda online. Todas deben ser de buena calidad y...

¿Cómo hacer fotografías de producto sobre fondo blanco?

Uno de los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de administrar un e-commerce es el diseño del sitio web, ya que será el escaparate para tus potenciales clientes.

Parte de ese diseño son las fotografías de los productos de la tienda online. Todas deben ser de buena calidad y transmitir adecuadamente los valores de la empresa.

Por esta razón, si tienes un negocio e-commerce entre manos, probablemente te interesen los consejos que te mostramos a continuación para hacer fotografías de producto sobre fondo blanco.

Aunque no puede ser negado que utilizar fondos de colores y añadir más elementos a las fotos facilita la tarea del marketing y el branding, muchas veces nos vemos obligados a hacer fotos de nuestros productos sobre fondos blancos. Por ejemplo, cuando queremos vender productos por Amazon o Fnac.

Hacer este tipo de fotos parece sencillo, pero para captar todos los atributos de cada producto adecuadamente, debemos tener en mente una serie de “requisitos”.

1. Set fijo

Una de las ventajas de hacer fotografía de producto sobre fondo blanco es la gran rapidez con la que se pueden llevar a cabo las sesiones. Al no haber cambios de escenario ni de elementos complementarios, todo se reduce a fijar la cámara en un trípode y a ir rotando los productos que estamos fotografiando.

Además, el hecho de utilizar trípode hará que todos los productos estén fotografiados bajo la misma perspectiva, lo que permitirá a los clientes potenciales hacer comparaciones entre todos ellos.

No obstante, también es recomendable hacer unas cuantas fotos detalle en primer plano de las partes más elaboradas de los productos.

2. Posición y proporciones

La colocación del producto no es aleatoria. Ten en cuenta que con una sola foto debes dar la mayor cantidad de información posible sobre él. Por ejemplo, si estás fotografiando una caja, hazlo de tal manera que puedan apreciarse bien sus dimensiones.

El objetivo que utilices para hacer la foto también juega un papel muy importante en este sentido, ya que algunos de ellos deformarán el producto. Para respetar su forma, se recomienda la utilización de objetivos fijos de 50mm; y para hacer las fotos detalle en primer plano, se recomienda la utilización de macro objetivos.

3. Textura

La foto del producto es lo único que el cliente va a ver hasta que le llegue el pedido a casa. Sería una pena que se decepcionase al abrir el paquete y ver el producto real. Por ello, debemos intentar que las fotos que estén en la tienda online sean lo más fieles posible a la realidad.

Para captar la textura real de un producto, es necesario que la foto quede totalmente nítida. Para ello, reduce el ISO todo lo que puedas y fija, siempre que las condiciones de luz te lo permitan, el número f en su punto dulce (punto en el que la calidad se maximiza).

El punto dulce depende del objetivo que estés utilizando. ¿Sabes dónde se maximiza la calidad en tu objetivo?

Posteriormente, en edición, existen varias maneras de potenciar la textura de los productos.

4. Color

Sin duda, el color es el atributo más propenso a sufrir modificaciones cuando se fotografía un producto.

Estas alteraciones son a causa del balance de blancos de nuestra cámara, que se ve afectado por todos los elementos que hay en la habitación en la que se están tomando las fotos. Retira u oculta todos los elementos de colores intensos que estén cerca del producto a fotografiar e intenta no llevar puesta ropa demasiado llamativa.

Aun así, para conseguir un resultado en condiciones, deberás poner el balance de blancos en modo manual y ajustarlo con la ayuda de elementos neutros como un “color checker” o un papel blanco de marca Basik.

Al igual que la textura, el tratamiento del color debe ser rematado posteriormente con herramientas de edición.

5. Sombras y reflejos

Los productos fotografiados sobre fondo blanco parecen estar flotando en el aire. Puede que te guste ese efecto, o puede que prefieras situar al objeto en un punto concreto del espacio. Para ello, provoca la aparición de sombras y reflejos.

  • Puedes generar sombras fácilmente situando el producto en un sitio estratégico con respecto a la fuente de luz.
  • Puedes generar reflejos colocando el producto en superficies reflectantes como el metacrilato, el vinilo satinado o el acetato.
  • Puedes generar tanto sombras como reflejos de manera artificial con herramientas de edición (pero te arriesgas a que quede falso).

¡Si te has quedado con ganas de saber más Marina Barrio te cuenta todos los trucos en su curso!

¿Quieres comentarnos algo sobre este post?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.Aceptar